QUISPE MADRID

Cuando estamos de viaje, ir a comer comida peruana no suele ser de las primeras opciones en nuestra lista, pero había escuchado tan buenos comentarios de Quispe, que en el último viaje a Madrid aprovechamos para ir.

Reservamos, porque en Madrid siempre hay que reservar. No va conmigo eso de esperar horas para comer.

Cuando llegamos, nos recibieron y nos ubicaron en nuestra mesa. Rapidamemte noté los detalles de la decoración. Cerámicas de Isa Luna, cojines cusqueños, toritos, retablos y ekekos. Por un momento sentí que entraba a algún restaurante en Cusco.

QUISPE
ISABELKAMT.COM

Si no conoces a Isa Luna, puedes leer este artículo: SHOPPING EN CUSCO

En Quispe, el protagonista es la materia prima peruana, que tras diversas elaboraciones explotan lo mejor de nuestra rica gastronomía. 

Encontrarás platos en versión tapeo, tan famosa forma de comer en España, pero también platos para compartir o para comer solo. 

LO QUE PEDIMOS EN QUISPE:

QUISPE

Empezamos pidiendo un ceviche clásico, probablemente el plato que más nos hace falta cuando estamos fuera de Perú.

Tenía harta canchita serrana, el toque de picante, sino no es ceviche y ese juguito de limón que a mí tanto me gusta. Si ven bien la foto, pueden notar que el jugo es a base de limón y no como en otros restaurantes que hacen mezclas y termina siendo un jugo más color blanco o medio rojo. 

QUISPE

A la vez también nos trajeron el tiradito de atún rojo, con palta (aguacate), brotes, salsa de ají amarillo y choclo que sabía infinitamente a Perú. 

QUISPE

Nuestro maíz es tan único, que no tiene punto de comparación con los del resto del mundo. Ese choclo de dientes grandes lleno de sabor. Es lo que más extraño de comer cuando estoy fuera de viaje. 

El atún sabía a gloria, y es que el atún rojo tienen muchísimo más sabor que el atún que encontramos en Lima.

Ya con los dos primeros platos, estábamos bastantes contentos con la calidad de los productos y de que realmente sabía a Perú.

Seguimos con unos nigiris, de lomo y salmón. Mi favorito fue el de lomo, que estaba flambeado en salsa anticuchera.

PUEDES VER TODOS LOS VIAJES EN LOS DESTACADOS DE INSTAGRAM

Y si de comida peruana hablamos, mi plato favorito del mundo mundial es la causa, tengo debilidad por la papa amarilla. Pedimos la causa Ibérica, tres causitas con cerdo, si bien no es la causa más clásica, estaba deliciosa.

Y para finalizar pedimos el pulpo a la brasa con aceite de carbón, que viene servido sobre una cama de yuca machacada. No suelo comer pulpo, ya que muchas veces es chicloso y no me gusta la textura, pero este estaba perfecto. 

Yo podía haber seguido comiendo y la verdad es que me quedé antojadísima del Lomo Saltado, pero será para la próxima visita.

Cerramos el almuerzo con unos cafés y un coulant de chocolate y lúcuma,con almendras y helado de vainilla. El corazón del coulant era la lúcuma. Tienen que pedirlo.

La experiencia en Quispe para mi fue buena, me sentí como en casa, comiendo rico y con buen ambiente. Seguramente si en algún momento vivo en Madrid, iré seguido por un cevichito, como para no perder la costumbre.

INFORMACIÓN:

Precios:

  • Ceviche clásico. – 22.00 €.
  • Tiradito de atún rojo. – 18.00 €.
  • Causa Ibérica. – 15.00 €.
  • Nigiri de Lomo. – 5.00 €.
  • Nigiri de Salmón. – 5.00 €.
  • Pulpo a la brasa. – 24.00 €.
  • Coulant de chocolate. – 8.00 €.
  • Capuccino. – 3.00 €.
  • Espresso. – 2.00 €.
  • Botella de agua. – 2.00 €. 

Dónde:

Calle de Orellana 1, 28004, Madrid

Web:



Y hasta aquí este artículo de nuestra experiencia en Quispe, espero que les haya gustado tanto como a mi. 

Cualquier duda o consulta que tengan pueden dejármela en los comentarios, trataré de responder lo más pronto posible.

Isa.

No dejes de seguirme para que estés al tanto de más fotos y publicaciones.

REDES SOCIALES:
OTROS ARTÍCULOS:
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *