MIL CENTRO POR VIRGILIO MARTÍNEZ

Mil Centro es el restaurante de Virgilio Martínez en Cusco. El año pasado planeamos todo un viaje sólo para comer en los lugares más ricos de la ciudad imperial.

El restaurante se encuentra al lado, literal, de Moray, así que lo que planeamos fue salir temprano para hacer dos paradas antes de comer, una en las Salineras de Maras y otra en Moray.

Pueden ver el artículo del viaje aquí: CUSCO: MARAS, MORAY Y EXPERIENCIA MIL.

El espacio va muy bien con el lugar, parece una construcción más visto desde fuera, no rompe con el entorno. Por dentro es muy acogedor, si bien los techos son altos y el ambiente puede notarse un poco frío, la decoración le da bastante vida. Creo que una chimenea le vendría bien…y además se estaría rico… ¿quién no ama las chimeneas?

Empezamos haciendo un recorrido en el Flavour Lab de Cacao, luego por el Taller Mater Iniciativa y terminamos en el Salón de Espirituosos. Nos explicaron un poco qué es lo que hacen y cómo. Nos contaron que trabajan con productores locales, para que todos, o la mayoría de sus insumos sean de la zona.

Pasamos ya a la mesa y nos quedaba decidir si íbamos a maridar con Espirituosos (alcohol) o no, para mi gusto, tenían muchos cambios de alcohol, primero cerveza, luego vino, luego un espirituoso, que no me animé a probarlo. Como éramos 6, 3 parejas, lo que hicimos fue lo siguiente: pedimos una botella de vino para las chicas, y los chicos se animaron con el Espirituoso.

La carta de vinos es un poco limitada y ni te digo de los precios. Lo mejor es que si quieres vino, lleves tu propia botella y pagues por el descorche. Son S/.80.00 soles por botella.

LO QUE PEDIMOS EN MIL CENTRO:

MIL CENTRO

Empezamos con la comida ¡Por fin! La experiencia MIL son 8 pasos de ecosistemas de alturas, con ingredientes locales extremos y auténticos. (A diferencia de Central que trabaja con distintos ecosistemas). La carta puede variar según la temporada y los insumos disponibles.

Empiezan los platos. Para los 3 primeros pasos del menú no tengo muchos comentarios. Mi favorito fue el BOSQUE ANDINO. Cerdo espectacular, rocoto, palta y tarwi.

PRESERVACIÓN. tunta, oca, uchucuta, maca negra
ALTIPLANO. cabuya, cordero, kañihua, quinua blanca.
MIL CENTRO
BOSQUE ANDINO. tarwi, cerdo, palta, rocoto.

Luego llegó el cuarto plato. DIVERSIDAD DE MAÍZ, Piscoronto, chullpi, maíz blanco, queso fresco. A ver, estaba muy rico…pero el choclo del cuenquito no tiene gran misterio, al igual que el queso. (Debajo de la panca había una especie de cremita que estaba muy rica)

DIVERSIDAD DE MAÍZ, Piscoronto, chullpi, maíz blanco, queso fresco

El quinto plato EXTREMA ALTURA. Pato, quinua negra, cashuro, chicchipa.

MIL CENTRO
EXTREMA ALTURA, pato, quinua negra, cashuro y chicchipa.
EXTREMA ALTURA, pato, quinua negra, cashuro y chicchipa.

ANDES CENTRAL. Papas, tallos, chaco, chincho. Aquí me pasó lo mismo que con el cuarto plato… el olor del chincho no se aprecia, podría ser sólo decoración…las papas… pues, ¿todos hemos comido papa, no? y probablemente de la misma forma…hervida y con un poquito de sal… vale… me sentí un poco ofendida con este plato. Ya está.

MIL CENTRO
MIL CENTRO, ANDES CENTRAL, Papas, tallos, chaco, chincho
Los postres.

Empezamos con CORDILLERA HELADA. Muña, menta, cenizas de tubérculos. Es una granita para, entiendo yo, limpiar el paladar. Estaba muy fresquita y rica.

MIL CENTRO

HUATIA DE CACAO. Mashwa, coca, cacao, sacha inchi. El postre se llevó todos los aplausos, muy rico, muy chocolatoso, buena cantidad.

MIL CENTRO
MIL CENTRO

Con esto acabamos la comida. Para terminar, pedimos (todos) chocolate caliente, que estaba buenísimo, aunque yo después me arrepentí de no haber pedido café. Me quedé con ganas de probarlo.

El maridaje.

No les he hablado antes, porque quiero hacer un resumen, para no hablar de copa por copa. Los ESPIRITUOSOS debo decir que estaban bastante ricos (aunque yo prefiero maridar con vino). La cantidad es poca, excesivamente poca. Como les dije arriba, nosotras decidimos pedir vino, pero nos dimos con la sorpresa de que nos incluía un maridaje sin alcohol. De las 7 bebidas que nos trajeron solo nos gustaron 2 ó 3… básicamente fueron los que eran como jugos y el que llevaba nibs de cacao. Creo que han podido experimentar muchísimo más con esto.

Como bien dije por mis stories (puedes verlos aquí), la experiencia me pareció bacán, hemos probado cosas que antes ni sabíamos que existían. Lo que me gusta de esto es que al final estás abierto o dispuesto a probar nuevas cosas, nuevos insumos, y sin poner tanto “pero” como probablemente en el día a día suceda. Por eso les digo que si vale la pena la experiencia.

INFORMACIÓN:

Precios:

Experiencia MIL Centro:

  • Almuerzo: S/.528.00 soles por persona.
  • Espirituosos: S/.269.00 soles por persona. (Maridaje alcohol).
  • Descorche: S/.80.00 soles por botella.

Dónde:

Moray, Cusco.

Web:

https://milcentro.pe/



Cualquier duda o consulta que tengan pueden dejármela en los comentarios, trataré de responder lo más pronto posible.

Isa.

No dejes de seguirme para que estés al tanto de más fotos y publicaciones.

REDES SOCIALES:
OTROS ARTÍCULOS:
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *