FIN DE SEMANA EN TACNA

Estuvimos un fin de semana en el Tacna, poquito tiempo para concoer todo lo que esta ciudad ofrece, pero al menos hemos visto algo y nos hemos llevado un montón de pendientes a casa, que nos dan suficientes motivos para volver, espero que pronto. 

FIN DE SEMANA EN TACNA

DÍA 1

MOLLENDO – TACNA

Llegué a Mollendo unos días antes y el viernes después de almuerzo nos pusimos en ruta. Son 4 horas de viaje y no queríamos que nos agarre la noche en la carretera.

La carretera está en buen estado, de Mollendo a Ilo son full curvas, pero lo más tedioso de eso, son todos los imprudentes que manejan por ahí, no falta los que invaden el otro carril en las curvas o que creen que están compitiendo en la Formula 1.  

De Ilo a Tacna hay dos rutas, o ir por la Panamericana Sur o por la continuación de la Costanera Norte, que encontré que se llama Costanera Sur o Carretera 1, que fue por la que nosotros fuimos. Es la carretera que va al lado de la costa, que también está en buen estado.

En todo el camino, sólo nos encontramos con un peaje, que fue pasando Ilo. Cuesta S/.7.50 soles y sólo se paga a la ida.

El viaje en sí es bastante tranquilo, hay que estar atentos siempre. No olviden prender las luces del auto cuando van por carreteras.

FIN DE SEMANA EN TACNA
FIN DE SEMANA EN TACNA

Llegamos pasando las 6 de la tarde y justo a tiempo, ya que en sur anochece más rápido y se pone más oscuro también.

Elegimos quedarnos en en hotel Casa Andina, se ha vuelto nuestro favorito en la región sur de país (también nos hemos hospedado en Arequipa y Moquegua). 

FIN DE SEMANA EN TACNA

Decidimos quedarnos en el hotel para ver el partido de la Copa América y aprovechamos tambien en cenar mientras planificábamos qué haríamos el fin de semana en Tacna.

DÍA 2

TOUR TARATA – TICACO

Oficialmente empieza nuestro fin de semana en Tacna. Contratamos el tour “Tacna Andina I”, que es una de las visitas más conocidas, con la empresa SAMATOURS PERÚ y desde ya se las recomiendo al 100%. 

Nos recogieron del hotel poco antes de las 8 de la mañana y nos puisimos en marcha a nuestra primera parada.

Dejamos atrás el cielo gris y nublado, el paisaje de desierto y tierra, y empezó a acompañarnos el sol por el camino, poco a poco, un paisaje más verde alegraba nuestro día y nos enseñaba la otra cara de Tacna.

La primera parada fue el mirador Apacheta. Este punto está a 3500 m.s.n.m., así que lleva abrigo y tómatelo con calma. Desde aquí se tiene una vista preciosa de los Andes y de los volcanes Yucamani y Tutupaca. Respira y disfruta del paisaje.

FIN DE SEMANA EN TACNA
FIN DE SEMANA EN TACNA

Luego hicimos una parada en la carretera para ver la Piedra del Matrimonio. Es una formación natural, pero cuenta la leyenda  que una pareja escapaba para poder casarse ya que sus familias no los dejaban. Llegada la noche, pararon a descansar, y mientras dormían un soniído los despertó. Era la campana de una iglesia. Desidieron casarse en ese momento. Al amanecer, con los primeros rayos del sol, quedaron convertidos en piedra. 

Se puede ver la pareja de novios, el sacerdote, piedras que simulan a los invitados y  un ataud que representa que el matrimonio durará “hasta que la muertelos separe”.

FIN DE SEMANA EN TACNA

Leyendas nunca faltan, aunque seguro dirán que hay gente con mucha imaginación.

De este punto, fuimos a la siguiente parada, el pueblo de Tarucachi. Como era San Pedro y San Pablo, no pudimos hacer bien el recorrido, ya que el pueblo entero estaba de celebración.

¿Leíste este artículo?: CAFETERÍAS EN BUENOS AIRES.

La iglesia de Tarucachi es de la época de la colonia y su decoración es muy bonita. Las paredes son pintadas con una pintura extraída de un tubérculo llamado «llocche», y la campana es hecha en plata.

FIN DE SEMANA EN TACNA

Como estaban en misa, sólo pudimos dar una mirada rápida. Dimos una vuelta por el pueblo, es muy bonito y colorido. Las fachadas de las casas están pintadas con flores y pajaritos. Me recordaron un poco a las casas de Antioquía.

Dejamos las casas de colores para ir a Tarata, ahí elegiríamos nuestro almuerzo y luego una caminata.

El tour tiene el almuerzo incluido en un restaurante que venden comida típoca de la zona como: olluquito con charqui, cordero, chicharrón, caldo de cordero, entre otros. Si crees que este tipo de comida no te gusta, recomiendo llevarte unos snacks para no pasar hambre.

Finalmente nos dirigimos al punto en donde empezaríamos a hacer la parte más bonita del tour, una caminata por un antiguo Camino Inca.

Aproximadamente es una hora de caminata y la única dificultad que tiene es la altura, ve con zapatillas, ropa cómoda y agua.

Durante el camino verás sembríos y animalitos, en especial burros que acompañan a sus amos. 

Les dejé todo guardado en las historias destacadas de Instagram, lo encuentran en el álbum “TACNA”.

¿Sabías que en Tacna también hay andenería? Seguramente no, pero el recorrido finaliza con una de las mejores vistas. 

Desde este punto fuimos a unas fuentes termales, poco sabíamos ya que no llevamos ni ropa de baño, ni toalla, ni nada. Así que solo nos quedó sentarnos en una sombra a esperar a que el grupo salga.

De regreso para almorzar en Tarata, teníamos tanta hambre que ni foto le hice a la comida.

Una vez terminado el almuerzo, pusimos marcha nuevamente a Tacna. Al cielo gris y nublado rodeado de desierto.

De regreso en el hotel aprovechamos para descansar un poco. Si bien nos gusta aprovechar nuestros días al máximo, a veces es rico quedarse viendo una peli y hacer nada.

Para cenar fuimos a Cara Negra, restaurante famoso por sus hamburguesas de cordero. Si visitan Tacna, tienen que comer en este lugar.

DÓNDE COMER EN TACNA

DÍA 3

CENTRO DE LA CIUDAD, MICULLA Y PACHIA.

Temprano por la mañana aprovechamos para recorrer la ciudad. Fuimos a la Catedral y al Paseo Cívico. Caminamos un poco, aunque se volvió agobiante con todos los “jaladores” y vendedores ofreciendote lo mismo cada 10 metros.

En Tacna tienes que estar preparado para eso. Ópticas y centros dentales por doquier, dicen que es más barato, no lo sé. Que los chilenos prefieren cruzar la frontera y hacer esos servicios en Perú en vez de hacerlos en Chile, tampoco lo sé… habían muchos chilenos, pero no sé si de turismo o qué. Pero uno no camina tranquilo por la calle cuando pasas por los comercios. Aceptan todas las monedas, soles, dólares y hasta pesos chilenos… y si nos hacíamos unos lentes, me regalaban una manicure. 

Salímos rápido, además de lo pesado que resultan estos jaladores, realmente no teníamos nada que comprar o hacer.

Fuimos a recargar energías a un café muy rico que encontramos en el camino, Siena café, que sin duda alguna se ha vuelto de mis favoritos. Pidan el Tiramisú (de los mejores).

DÓNDE COMER EN TACNA

Volvimos al hotel a hacer el check out y nos fuimos camino a Miculla. Toma unos 20 minutos llegar, puedes ir en tour, por cuenta propia en trasporte público o en auto. 

Aquí se encuentra el Complejo Arqueológico Miculla, donde encontrarás algunas piezas de los petroglifos de Miculla o de San Francisco de Cuculla, pertenecientes a la cultura Tiahuanaco (500 d.C.). 

¿Leíste este artículo?: ¿DÓNDE COMER EN TACNA?

Se estima que hay aproximadamente 1500 petroglifos  en un área protegida de mas de 2 mil hectáreas. Puedes contratar un tour privado que te lleve a verlos o sino en el museo hay un pequeña muestra que se encuentra en perfecto estado. 

FIN DE SEMANA EN TACNA

En Miculla también encontrarás un puente colgante, en dónde dicen que hay que ir a ver la puesta de sol, lamentablemente cuando estuvimos el puente estaba en mantenimiento y sólo pudimos verlo a lo lejos. 

De regreso paramos en Pachia, donde es famoso el pastel de choclo. No sé si por ser domingo o que ya era un poco tarde, pero encontramos todo cerrado, así que solo nos quedó comprar un pastel de choclo en el único lugar que encontramos abierto. 

DÓNDE COMER EN TACNA

Hicimos una parada para almorzar en un restaurante de pescados (Muelle Sur), pero no nos gustó. Bien servido, presentación bonita, pero es caro y no muy rico de sabor.

Ya con la hora en contra, nos pusimos de regreso a Mollendo, son 4 horas de camino y no queríamos que nos agarre la noche en la carretera.

Justo saliendo de Tacna, hay control de aduanas y te revisan las cosas que llevas en el auto. A nosotros no nos revisaron mucho, pero al auto que teníamos delante le revisaron absolutamente todo a detalle. 

Y hasta aquí nuestro fin de semana en el Tacna. Nos faltaron tantísimos lugares por conocer y ver, así que seguramente volveremos pronto. 



Si tienes alguna duda o no he logrado ser del todo clara, déjamelo en los comentarios, responderé lo más pronto posible.

Isa.              

No dejes de seguirme para que estés al tanto de más fotos y publicaciones.

REDES SOCIALES:
OTROS ARTÍCULOS: 

TODAS LAS FOTOS Y TEXTO PERTENECEN A ISABELKAMT.COM

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *