-LE SOLEI: UN PEDACITO DE FRANCIA EN EL CORAZÓN DE CUSCO-

El fin de semana estuvimos en Cusco, fue una escapada bastante rápida. Si bien teníamos ganas de conocer algo nuevo, fue imposible. Lo bueno fue que estuvimos en la ciudad todo el tiempo y aprovechamos en probar restaurantes a los que no habíamos ido.

Como les conté por stories de Instagram (me encuentras como isabelkamtblog) éste ha sido un viaje puramente gastronómico.

Ya les he contado que antes de viajar a algún lugar, investigo sobre los restaurantes y cafés que hay en la ciudad, comidas típicas de la zona y lo que crea que pueda provocarme comer. Tengo todo en una lista en el teléfono, así siempre lo tengo a la mano. En esta oportunidad, como ya hemos estado varias veces en Cusco, aproveché en buscar lugares a los que no habíamos ido (si bien hemos repetido alguno, la idea era no hacerlo).

No me declaro fan da la comida francesa…de hecho la he probado solo una vez y no me gustó mucho. Tal vez la elección no fue la mejor (?), o comer caracoles me dio demasiado cargo de conciencia, que hizo que no vuelva a interesarme en la gastronomía francesa hasta hace unos días.

Llegamos para cenar. Desde que entras al local, el personal es muy amable y atento. Es algo que me gusta mucho. Creo que una buena atención puede llegar a hacerte sentir como en casa, al final, los detalles son importantes.

La carta es pequeña pero completa. Por un lado tiene dos opciones de Menú Degustación (5 y 7 tiempos), luego tiene un Menú de Día (almuerzo), y también entradas, fondos y postres. Nosotros pedimos de la carta.

Empezamos con una cremita de zapallo y jengibre, nos la trajeron de cortesía. Mejor no podía estar. Buenísima. Es la crema de zapallo de siempre pero con un toque picantito del kion. Una mezcla espectacular. De ahora en adelante la crema de zapallo la prepararé igual…

isabelkamt
Crema de zapallo y jengibre.

Seguimos con los entrantes, pedimos dos para compartir. Bucles de palta y verduritas en vinagreta de mostaza Dijon, emulsión agridulce y mango (S/.31.00). Me dio la impresión que podía ser como una palta a la jardinera. Más o menos es la idea, pero con otro sabor y presentación. Una entrada muy fresca, rica y sabrosa. La cantidad es bastante buena para una entrada. La otra entrada fueron unos rollitos de trucha andina en salsa de clementinas y toques de curry (S/.33.00). La combinación de sabores es muy rica e interesante, no es algo que comamos todos los días. Lo único que tendría que recalcar aquí, es que en la porción vienen tres rollitos… nosotros éramos cuatro.

isabelkamt
Bucles de palta y verduritas en vinagreta de mostaza Dijon, emulsión agridulce y mango.
isabelkamt

Rollitos de trucha andina en salsa de clementinas y toques de curry

Seguimos con los fondos. Me provocaba algo ligero y verduritas así que elegí el ratatouille al horno, culís de tomates frescos (S/.38.00), las verduras tienen un sabor increíble, muy intenso, muy sabrosas y jugosas. Se ha vuelto uno de mis platos favoritos (¿Saben dónde puedo comer uno en Lima?). Los chicos pidieron carne. Crujiente de cerdo, purés de zanahoria y alverjas, petits pois acrottes (S/.47.00). Cuando algo dice “crujiente”, tiene que ser crujiente de verdad, y este chanchito es bastante crunchy. Los purés le dan vida al plato y combinan perfecto con la carne. Probablemente si hubiese tenido más hambre, hubiese elejido el cerdo… o si regreso al restaurente en otra oportunidad. El otro plato fue Tournedor Rossini (lomo de res, foie gras, puré al apio), pimienta de Damas (S/.89.00). Contundente.

isabelkamt
Ratatouille al horno, culis de tomates frescos.
isabelkamt

Crujiente de cerdo, purés de zanahoria y de alverjas, petits pois acrottes.

isabelkamt

Tournedor Rossini (lomo de res, foie gras, puré al apio), pimienta de Damas.

De poste pedimos para compartir una créme brulée Le Solei y shot de frutas (S/.30.00), una capita de azúcar en su punto y la crema muy gustosa. No es mi postre favorito porque me empalaga muy rápido, pero para compartir me pareció una excelente opción.

isabelkamt
Créme brulée Le Solei y shot de frutas.

En conclusión, la cena nos encantó, todo estuvo delicioso, los platos servido a tiempo y la atención buenísima. ¿Volveríamos? Sí, de todas maneras.

Mi única recomendación, pero al restaurante, es que podrían decorarlo un poco más, tienen un bonito espacio. Podrían hacerlo más acogedor, o tener elementos de decoración más franceses por así decirlo.

Para tener en cuenta antes de ir, sólo aceptan efectivo y Visa.

Precios:

  • Bucles de palta y verduritas en vinagreta de mostaza Dijon, emulsión agridulce y mango. – S/.31.00 soles.
  • Rollitos de trucha andina en salsa de clementinas y toques de curry. – S/.33.00 soles.
  • Ratatouille al horno, culís de tomates frescos. — S/.38.00 soles.
  • Crujiente de cerdo, purés de zanahoria y alverjas, petits pois acrottes. — S/.47.00 soles.
  • Tournedor Rossini (lomo de res, foie gras, puré al apio), pimienta de Damas. — S/.89.00 soles.
  • Créme brulée Le Solei y shot de frutas. — S/.30.00 soles.

Dirección:

  • Calle San Agustín 275, Cusco, Perú

Horario de atención:

  • Lunes a Domingo: 12:30 – 15:00 y 18:00 a 22:30.

Web:

Espero que vayan y les guste tanto como a mí.

Isa.

Redes sociales:

OTROS ARTÍCULOS

 

 

3 comentarios en “-LE SOLEI: UN PEDACITO DE FRANCIA EN EL CORAZÓN DE CUSCO-

Deja un comentario