NYC diario- día 5: La vista más bonita. 

Salimos un poco tarde -para variar- así que no pasamos por café, ya lo haríamos antes de ir al MoMA. Llegamos a Top of the Rock, justo a tiempo.
Cuando llegas y ves las vistas que tiene, desearías despertar todos los días así.

Nos hemos hecho fotos de todos los ángulos, lados y pisos jaja. Y es que nos encantó!

Ahora sí fuimos por café, para luego ir al MoMa. Lo que más me gustó fue ver “La noche estrellada” de Van Gogh. Pues, me quedé con mal sabor en la boca. Varias salas estaban cerradas, incluso un piso entero.
Salimos ya con hambre, nuestra siguiente parada, spring st. Después de perdernos un poco y entrar a varias tienditas, llegamos al destino: Lombardi’s, la primera pizzería de Estados Unidos. Estaba bien, pero no es la más rica que hemos comido. (Solo aceptan efectivo. Raro para EEUU)
Para el postre cruzamos la pista y fuimos a Rice to Riches. Yo ya había probado y prefiero el arroz con leche que siempre he comido (me gustó tanto dónde lo sirven que me llevé los tapetes a Lima y ahora Lola, mi gata, come sus pepitas en uno de esos), pero había que volver a probar. Es arroz con leche de distintos sabores. Vale la pena probar.

Empezamos la caminata… Little Italy, luego China town, Tribeca hasta Soho. Ahí empezó el window shopping y el shopping. Paramos a tomar un café, muy malo por cierto, como casi todos los cafés que he tomado por estos lares.
Así como jugando, nos dio la noche, queríamos ir a Times Square a hacer fotos, según nosotros llegaríamos caminando. Bueno, estuvimos cerca. Llegamos hasta la calle 28 y entramos a un bar a picar y tomar algo. Luego caminamos un par de cuadras más, pero ya estábamos cansados. Metro de vuelta al hotel y a dormir…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *