Nyc diario- Día 1: contra todo pronóstico hemos llegado 

Primero, pensé que volábamos la noche del 7 y desde enero reservé el hotel del 8 al 16 de abril. Perfecto! Ya sólo queda planear qué haríamos. 
El domingo antes de viajar, nos sentamos a definir qué queríamos hacer y oh sorpresa me doy cuenta que viajábamos la madrugada del 7…y llegábamos el mismo día. Me estresé un poco (estos despistes no suelen pasarme). Bueno, respiré, empezamos a buscar en el mismo hotel que habíamos reservado una noche más, también buscamos por Airbnb y en otros hoteles. 

Adicionar una noche a la reserva que ya teníamos, salía un poco caro, las opciones de Airbnb (que me hubiese encantado usar en nyc) eran más caras que un hotel 4 o 5 estrellas, otros hoteles…al final encontramos otro hotel que con la noche adicional (por error) salía más económico que el primer hotel…así que no lo pensamos y reservamos ese… (espero que nos guste🙌🏻🙌🏻. Estoy escribiendo en el avión)
Nuestro vuelo era Lima-Miami-Newark, con conexión de hora y media. Cuando compré los pasajes, no sabía que se hacía migración ahí y que además teníamos que sacar las maletas y recorrer el aeropuerto de Miami de punta a punta.

Llegó el jueves y nos fuimos al aeropuerto felices. Llegamos al counter a dejar las maletas y pues nos informan de todo lo que había que hacer y la verdad que me preocupé un poco ya que los tiempos eran bastante ajustados. Sabíamos que teníamos que ser rápidos. Y así fue. Pero no lo suficiente. 

Llegamos a tiempo a Miami, salimos del avión prácticamente primeros, pasamos migración sin hacer cola y bastante rápido, todo iba bien, con fe que llegábamos, fuimos por las maletas y claro, las nuestras salieron al último, ya eran las 8:20 am y el avión a Newark salía 8:55… aún teníamos que ir al counter de American para dejar las maletas. Cruzamos el aeropuerto, llegamos, pero ya sabíamos que no volaríamos en ese momento. 

Nos programaron bastante rápido en otro vuelo, ninguno había perdido un vuelo antes, así que no sabíamos bien como era la cosa de perder vuelos y re programaciones. Todo bonito, pero el vuelo salía a las 3pm…y eran poco antes de las 9.
Pensamos salir e ir a dar una vuelta unas horas, pero nos desanimamos… decidimos que esperaríamos ya dentro… sí que se hizo largo. Teníamos sueño, yo me moría de frío por más que estaba abrigadísima, en fin. Un cafecito, hora de almorzar y hora de embarcar… yeeei!!
Finalmente llegamos. Tomar el bus, el metro y llegar al hotel fue menos complicado de lo que pensé que sería hacerlo con las maletas. El hotel nos ha encantado, las habitaciones son enanas, si, pero todo está muy bien. Estamos tan cansados que no hemos salido ni a comer. 
Buenas noches!

Dato:

-Si tienes vuelo con conexión y tienes que pasar migraciones y sacar maletas y luego volver a ingresarlas, te sugiero que entre vuelo y vuelo tengas unas 3 horas. No hay nada peor que ir todo tenso por eso. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *